Lucas

es uno de esos pocos que no se sienta con un amigo a descargarse, sino a escuchar. Y por eso lo aprecio. Porque yo tengo la desdicha del micrófono, todos me hablan de sus problemas, pero nadie se interesa en los míos.
– Ven pa'cá tú, vamos a hablar un rato
Me amonesta, me admira, indaga como un cirujano, disfruta aconsejándome.
Sin embargo, tras el pelo taíno de Lucas se mueve a veces una mariposa negra que me desazona, sobre todo cuando hablamos de sexo. Me escucha como si mirara un porno tras mis ojos, como si fisgoneara. Al margen de esa mariposa, Lucas es mi mejor amigo
– ...y tengo a mi Mariela en el pecho, más desnuda, vaciándose
– ¿Y no te dijo qué cosa es?
– No, eso nada más, que le tienen que cortar el pie. O sea, la pierna
– Coño Ale, eso me parece un cuento chino
– No Lucas, si tú la hubieras visto llorar
– Te gusta ¿eh, Ale?
– Me encanta Luki, pero no la encuentro, el teléfono que tengo es el de la abuela y allí nunca está
– Te ha dejado enredado hermano, y sólo te la templaste una vez... ¿Cómo tiempla, Ale? – achica los ojos – ¿Es loca?
– ¡Loquísima!
– Cuéntame, ¿qué hicieron?
Sale la mariposa negra sobre la luz de fondo Lucas Hyde los ojos rojos sonríe colmillos crece un montículo en la bragueta estalla emerge una sierpe con rostro de Lucas extiende la lengua a engullirme... – Ale, cuéntame, ¿qué hicieron?
– Nada... es muy espiritual, es muy... no sé... me gusta Luki, me encanta







Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Unión de Bloggers Hispanos BloGalaxia la blogoteca Blogarama - The Blog Directory  Bitacoras.com